martes, septiembre 02, 2014

Evita estos cinco puntos en tu próxima lectura.

Al comienzo de la práctica de las lecturas existen algunas dificultades menores que pueden interferir la lectura y llegar a incomodar a nuestro consultante.

Conviene revisar algunos puntos que mejorarán tanto la lectura como la dinámica con el consultante.

Tener claro las fortalezas y debilidades: El manejo de la lectura y el bienestar del consultante es una herramienta que se adquiere mediante la práctica constante donde nuestra intuición se irá afinando y nos irá dando pie a descubrir nuevas formas o caminos dentro del contexto de una lectura. Conviene no forzar nuestras lecturas elaborando imágenes no contenidas en la lectura o enredarnos por no reconocer nuestras debilidades. Mejorarán con la práctica.

Haz una delimitación ética de tus lecturas. El tarot está envuelto en una serie de misticismos de los cuales no todos son ciertos. La gente en general no tiene la información necesaria y confiable para entender como funciona y de que se trata. Conviene delimitar los temas que no se desean tratar desde el lado del tarotista. Un ejemplo puede ser no hablar sobre el futuro o sobre gentes que no estén presentes, etc. La selección va dependiendo del gusto de quien maneja el mazo de cartas. Es importante dar información al consultante sobre la manera en que se llevará la lectura y de los alcances. Algunas veces conviene explorar las intenciones del consultante con respecto a la lectura (demanda) para poder orientarlo de una mejor manera.

Aprender a declinar una petición. En caso de verse comprometido o incómodo ante la solicitud de una lectura se tiene que aprender a declinar con educación. En mi experiencia personal, nunca hay que dejar que un consultante disponga cuando se hace la lectura. Siempre, el tarotista, tiene que mantener el control del juego y en una situación así, con solo acordar una cita en otro día y fecha sirve así como el lugar donde se llevará a cabo. Existen otros motivos por los cuales no se deben aceptar la petición de alguna lecturas y corresponden a la ética de quien posea un mazo tarot decidir dichos casos. Jamás debe llevarse a cabo una lectura por presión o capricho de un consultante.

Define las condiciones que se requiere para la lectura. Es importante definir las condiciones del espacio donde el tarotista llevar a cabo las lecturas. Algunos acostumbran en algún consultorio o cuarto acondicionado para mayor privacidad, otros se sienten cómodos en cafés. Es importante que la lectura se de donde se sienta el tarotista cómodo. El intentar hacer una lectura en un ambiente contrario a esta recomendación vicia el resultado de la lectura e impedirá que se de una conexión con el consultante (el tarotista puede encontrar dificultades para establecer la transferencia).

Confia plenamente en tu intuición. La herramienta mas poderosa de una lectura, al margen de cualquier otra habilidad o don que el tarotista use, resulta nuestra intuición ya que a través de ella iremos encontrando indicadores que sirven para armar mejor la lectura. Algunos indicadores hacen referencia al estado emocional de las personas o situaciones particulares por las que están pasando.

Acostúmbrate a usar tu intuición y no pensar dos veces las intuiciones que a ti llegan. Si no tienes la costumbre de esa confianza, comienza poco a poco comprobando la calidad y certero de tus intuiciones. Con la práctica se mejora esta confianza.

Felices lecturas.


Christian Elias
Tarotista



El presente documento está basado en el post de la página Tarotize.