miércoles, febrero 11, 2015

¡De tripas corazón!: Los misterios de la #trinidad


Antes de continuar quiero aclarar el sentido que le estoy dando a esta serie de post. No es la intención en esta primera parte (de #números y #colores) abarcar todos los sentidos a profundidad de los temas. Por el contrario pretendo dejar una guía lo mas sencillo posible sobre los tópicos para establecer una guía general del sentido simbólico que tienen números o colores con la idea que sirvan para ubicar la lógica que tiene el símbolo y así poder adaptar, mediante el estudio o experiencia del tarotista, los sentidos que abarcan los símbolos.

Asi como nos enseñaron que un número tiene un orden después de otro no es un asunto arbitrario, los números: los números son una sucesión lógica donde tienen sentido por el número de elementos que representa. ¿Que quiere decir esto?

Al ir sumando unidades para conformar el símbolo, los números van adquiriendo propiedades ya que la unidad que se suma es un producto de la interacción anterior.

La manera en que funciona, en el caso del #tres es de la siguiente forma: si el dos representa la dualidad, decir dos es hablar de una fotografía estática donde enumeramos las dos unidades contrarias, o complementarias, donde explica la naturaleza exclusiva de sus partes pero no explica que pasa al mezclarse. Ver la dualidad desde el dos es saber que existirá una dinámica pero el dos solo plantea los elementos que intervienen. Cuando se habla del tres, esa nueva unidad es el producto de la interacción de la dualidad dando por entendido que lentró en dinámica y de ahí nace esa tercera unidad. Dicho de una manera sencilla, el tres tiene es el producto encadenado a una dualidad que la precede.

Existen varios ejemplos dentro del conocimiento humano donde la manifestación del tres es muy usada para explicar procesos o situaciones referentes al ser humano. 

  • La Teoría Freudiana (psicología dinámica) que explica la mente mediante la interacción de tres unidades trabajando juntas: Ello, Yo y Superyo. (Donde el YO, que tiene una manifestación externa, es precedido por dos instancias internas. Otra manera de dividirlo es conciente, preconciente e inconciente)
  • La dimensión de lo humano donde estas conformados por la mente, cuerpo y espíritu.
  • Otra explicación de las dimensiones de lo humano es la concepción ya que el producto es la interacción de dos elementos duales: óvulo y esperma.
  • La Santísima trinidad. No es el mejor ejemplo aunque si el mas conocido, donde a Dios se le explica a travéz de tres unidades.

En contraposición, tanto frente a las posiciones subordinacionistas (principalmente los partidarios de Arrio) como a las modalistas, algunos teólogos llegaron a la conclusión de que, si estas tres personas compartían diferentes cualidades y características divinas exclusivas de Dios (señorío, eternidad, omnisciencia, omnipresencia, santidad, etc.), se tendría que utilizar la fórmula matemática 1x1x1=1 en vez de 1+1+1=3, ya que ésta rompe el monoteísmo de Dios y se convierte en politeísmo o henoteísmo.
 (Fuente: Santísima Trinidad)


Para ejemplificar este ultimo ejemplo les dejo la imágen que pertenece al link donde saqué la cita anterior donde se explica que es Dios.


Usé la imágen de la carta del #diablo porque habla de otra trinidad donde, según la iconografía del #tarot de #Marsella, representa un viaje interno donde el ser humano se da cuenta que su unidad esta encadenada a una dualidad de la cual no podrá separarse: sentimiento y pensamiento.